Especialidades

 

Neuropsicología

Es la especialidad que intenta analizar la relación entre el funcionamiento cerebral y la conducta, luego de un daño cerebral como el traumatismo craneoencefálico, enfermedades neurodegenerativas, accidentes cerebrovasculares, alteraciones metabólicas o tóxicas, tumores, o en la normalidad.

Esta especialidad basa sus conclusiones sobre el funcionamiento del cerebro en base a una evaluación neuropsicológica que indique cómo se encuentra las capacidades cerebrales como: la atención, la orientación, la memoria, el lenguaje, el razonamiento, la flexibilidad cognitiva, el cálculo, la coordinación visomotora, entre otras capacidades metales.

Entre los objetivos que se podrían destacar de esta especialidad podríamos mencionar:

● Describir el perfil cognitivo de un sujeto; es decir, las capacidades conservadas y alteradas.

● Brindar las recomendaciones oportunas basadas en el perfil cognitivo del sujeto.

● Elaborar un plan de estimulación cognitivo basado en la capacidad de la persona.

● Verificar la eficacia de tratamientos que actúen en la capacidad cerebral.

● Contribuir a la investigación del cerebro y su funcionamiento.

 

NEUMOLOGÍA

La neumología es la especialidad médica encargada del estudio de las enfermedades del aparato respiratorio y centra su campo de actuación en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades del pulmón, la pleura y el mediastino. 

Las enfermedades que pueden afectar a las vías respiratorias altas y bajas son numerosas, aunque entre las más frecuentes se pueden destacar las siguientes:

● EPOC. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica es una patología en la que el flujo de aire en los pulmones está significativamente limitado. Tiene una evolución progresiva y no es reversible, siendo la disnea su principal síntoma, a veces acompañada con tos crónica. Suele estar causada por el tabaquismo y la exposición a la contaminación ambiental del aire.

● Neumonía. Es una enfermedad infecciosa que puede estar causada por diferentes microorganismos. Sus síntomas son fiebre, dolor torácico, tos, expectoración y dificultad para respirar. En las personas muy mayores reviste una especial gravedad.

● Asma bronquial. Es una enfermedad crónica que cursa con episodios intermitentes (crisis) de dificultad respiratoria, tos y sibilancias. En muchos casos, como sucede con el asma infantil, está causada por una alergia.

● Apnea del sueño. Supone sucesivas paradas respiratorias durante el sueño, lo que causa un cansancio inhabitual durante el día y una tendencia a quedarse dormido mientras se realizan las actividades habituales.

● Pleuritis. Suele estar causada por una infección respiratoria que causa la inflamación de la pleura (una membrana que envuelve el pulmón) y que se manifiesta con tos seca y dolor torácico agudo.

● Fibrosis quística. Es una enfermedad hereditaria de carácter crónico y progresivo y que genera un moco que se acumula en los pulmones y el páncreas y favorece la aparición de infecciones respiratorias graves y problemas digestivos importantes. Las personas que la padecen suelen ser candidatos a un trasplante de pulmón.

● Neumotórax. Es un colapso pulmonar que se produce por la presión generada por la entrada de aire en el espacio interpleural. Puede ser espontáneo, traumático o artificial (causado intencionadamente con fines terapéuticos)

● Cáncer de pulmón. Este tipo de cáncer es, con el de mama, el más frecuente y el de mayor mortalidad. Puede tener diferentes causas, pero la más importante es el tabaquismo y la contaminación ambiental de las ciudades, así como la exposición a distintos agentes tóxicos.

● Bronquitis. Se define así la inflamación de la membrana mucosa que reviste los bronquios. Puede ser aguda o crónica. En el primer caso se trata de una infección vírica, pero cuando es crónica es una forma de EPOC.

● Enfisema. Es una forma de EPOC en la que resultan dañadas las paredes de los alveolos, que además se inflaman, dificultando el paso del aire.

● Enfermedades respiratorias ocupacionales. Esta denominación engloba a un conjunto de enfermedades cuya causa es la continua exposición e inhalación de partículas de determinados materiales que se acumulan en los pulmones. Entre ellas destacan la silicosis, la asbestosis, el síndrome de Ardystil o la neumonitis por hipersensibilidad.